Dicen que son los espejos del alma, hay casi que ver esa expresión propia de la dueña de esos ojos para mirar después en esa otra parte que no se ve de cada uno, esa parte que define quien eres, aún así es un mundo, solo cuando permites y te abres a ser observado podrás ver esa alma que llevas dentro o fuera de ti