blog-overview-title

¿ CÓMO LE MIRAS AL MIEDO ?

Hoy os hablaré del miedo. No queda claro si ya fue el Buddha o el psicoanalista Carl Jung (entre otros a quien también se les ha otorgado) quién compartió la siguiente frase :

- No hay miedo ahí fuera que no esté adentro.

Empezamos un año nuevo y os propongo de olvidarnos de la lista de “cosas a hacer” y substituirla por una de “dejar de hacer o tener”, en la cual el miedo podría ser la primera de la lista: esto es, vivir con menos miedo.

El miedo no es malo en sí, es una emoción básica que tenemos y que nos puede servir de forma positiva ante peligros reales, como el que podriamos sentir si nos encontráramos un León. Lo que es malo es el miedo al miedo, llamado pánico, es decir dejar de hacer cosas en la vida por miedo a “lo que pueda pasar”. Una forma de protección que nos encierra en una zona erróneamente llamada “de confort”.

La sociedad Norteamericana de Psicologia compartió estudios en los que concluia que los seres humanos tenemos de media unos 60,000 pensamientos al día, de los cuales el 95% són repetitivos y un 80% negativos. O sea, que nos pasamos el dia bebiendo de un vaso casi vacío: 9 de cada 10 cosas malas que imaginamos sucederán no son más que fantasias de protección elaboradas por nuestra mente. Somos unas maquinas mentales inspiradas por el miedo y nos pasamos el día sufriendo de “terribilitis”, hasta tal punto que mucha gente se preocupa si las cosas sales bien, pués sienten que pronto vendrá algo malo.

El valor reside en mirarle al miedo a la cara e ir a su encuentro. Admitiendo nuestra fragilidad. Sólo desde la vulnerabilidad podremos dejar de verlo como un enemigo para entender que simplemente está en nuestra mente. Ahí posiblemente entenderemos que detrás de él hay alguna creencia o frase repetitiva que nos colapsa. Bueno, ahora sabemos que es imaginativa y que podemos seguir andando. Reconocer nuestra sensación de debilidad y aún así pasar de ella. Esto es lo que nos hará más fuertes.

Superar el miedo. A esto lo podríamos llamar, valentía. Porque ser valiente solo se entiende desde el reconocimiento del miedo. Aún sintiendolo, uno se atreve a ser y hacer, siguiendo su camino. De tu a tu. Mirando a la cara.

Por ello te invito a que te hagas esta pregunta.

¿ Cómo le miras al miedo ?

11/01/2019

Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.

Comentar

Go up